SE COMPLICA LA VIDA

42

Por Alberto Gamboa EL MAÑANA DE REYNOSA
REYNOSA, TAMPS.- En amargo empate 1-1 terminó un partido que estaba cantado para goleada. El Atlético Reynosa se cansó de perdonar a unos inofensivos Xolos de Tijuana y en el pecado llevaron la penitencia, ya que dejaron escapar el triunfo y no solo eso, se complicaron la vida en la lucha por llegar a la liguilla. Los tres puntos eran vitales para calificar de una vez por todas y no depender de otros, pero ahora tendrán que ir a sacar el resultado ante las Chivas en la última jornada.

El equipo falló en su último partido como local del torneo regular, es cierto que terminaron invictos en casa pero la afición esperaba que cerraran con broche de oro y por eso al final los despidieron con algunos abucheos.

Entre las pocas cosas que se rescatan de este partido está el debut del futbolista reynosense Ronaldo González, quien ingresó al minuto 70 y se mostró participativo por la banda derecha.
El Atlético fue mucho más que su rival, el problema es que no lo supo reflejar en el marcador. Desde que rodó la pelota comenzaron las llegadas a la portería de los “Perros”. Christian Blanco perdonó en un mano a mano, luego fue José Vázquez quien tenía todo para definir y el arquero le sacó con el pie un remate muy débil. Alonso Hernández tuvo un gran primer tiempo y fue el generador de futbol para los reynosenses, de sus botines salieron tres jugadas muy claras pero la contundencia no llegaba. De Alonso para Villegas, en otro servicio a las espaldas de la defensa visitante, por fin se abrió el marcador al minuto 40.

Edgar Villegas recibió dentro del área y cruzó de pierna zurda para que el Estadio gritara el primer tanto. Para el segundo tiempo se esperaba la goleada pero los Xolos dieron una mordida inesperada. En un descuido de la zaga del Atlético, les remataron en el área chica y la pelota se estrelló en el travesaño, el rebote llegó a Vladimir Moragrega, quien nada más la empujó para el 1-1. A partir de ese momento el conjunto de Tijuana se dedicó a ensuciar el partido con conatos de bronca, aprovechando la desesperación de Reynosa. El arquero Sebastián Mora hizo la gran atajada de la tarde ante un remate de cabeza del colombiano Juan Angulo para convertirse en el héroe de los Xolos.