PUMAS FUE MÁS QUE LOBOS BUAP

22

Carlos García Varela

 

La revancha de la victoria le llegó rápidamente a la Universidad Nacional Premier luego de superar en casa a Lobos BUAP Premier por la mínima diferencia, en juego de la Jornada 10 de la Serie A, celebrado en las instalaciones de La Cantera.

Luego del tropezón del pasado fin de semana contra Toluca Premier (2-0), que le costó perder lo invicto, los felinos volvieron a rugir y era importante de lograrlo para mantenerse en la cima del Grupo 2 y alejarse un poco más de sus perseguidores.

Pero el triunfo no fue nada fácil ni sencillo porque la joven manada le jugó de tú a tú a los de casa, así como lograron atacar, se defendieron bien, lo mismo lo hizo en su momento la escuadra del Pedregal, que inclusive tuvo que jugar con un hombre menos desde el minuto 24, así que sus fuerzas las redoblaron para contener al rival.

Con el ‘chipi-chipi’ que caía en la mañana fría, el balón iba y venía de un lado a otro, ambas zagas frenaban los embates de cada conjunto, el partido de tornaba muy cerrado, nadie cedía ni un centímetro de espacio, por lo que Pumas y poblanos no aflojaban en cada uno de sus arribos.

 

UN PUMA MENOS

 

A los 24 minutos, vendría una entrada fuerte de Oscar Romero sobre Adrián Viveros y sin dudarlo, el árbitro Guillermo Pacheco de inmediato sacó la tarjeta roja al universitario y con ello, los anfitriones se la ‘rifafan’ con diez hombres en el resto del partido.

Así que el técnico Alberto Rodríguez reordenaba sus piezas para no sentir tanto los embates del rival.

Y dio resultado, porque los Lobos BUAP no generaron mucho peligro al menos en el primer periodo.

 

SEGUNDO ROLLO

 

Para la parte complementaria, los poblanos de inmediato atacaron; a los 47 minutos, Luis Mouret, quien había entrada de cambio tuvo una clara de gol y con marco de frente no la pudo meter porque su disparo se fue a un lado del marco defendido por Rodrigo Cerecedo.

El tiempo transcurría y no se veía quién pudiera anotar, quién fuera el valiente de abrir el ostión.

A los 29 minutos, Pumas tuvo su oportunidad de gol y fue en los botines de Adolfo Hernández y tras disparar con la pierna derecha, la pelota se fue a un costado de la cabaña reguardado por Manuel Zamora.

 

¡PENALTI!

 

Luego de que Pumas ganara un tiro de esquina por el costado derecho, el balón viajó por alto y en una jugada desafortunada, se cometió mano y el árbitro Pacheco marcó la pena máxima, misma que cobró Juan Bustos y sin problema alguno superó al portero poblano y a los 75 minutos, los del Pedregal le ponían número a la casa.

Con el marcador en contra, Lobos BUAP se fue con todo al frente, pero la zaga felina no le permitió hacer nada y luego de noventa minutos de intensa batalla, el triunfo se quedaba en la capital.