VENTAJA MÍNIMA, PERO ES VENTAJA

104

Carlos García Varela

Fotos: Víctor Herrera / Enviados

 

IRAPUATO, Gto.- Irapuato sacó provecho a su condición de local y en el juego de Ida de las Semifinales de la Serie A, superó a Loros de Colima por 2-1.

La afición fresera aplaudió a su escuadra por la entrega y lucha a lo largo de los 90 minutos. El resultado le salió barato a los plumíferos y eso se debe a que los postes los salvaron al menos de dos goles.

Ahora, la próxima batalla será este sábado en casa de los colimenses, donde el duelo sacará chispas de principio a fin.

 

GOL MADRUGADOR

 

Mejor arranque de partido no pudo tener Irapuato porque al minuto y medio marcó el 1-0. Sobre el costado izquierdo Matías Montero prendió la pelota y ésta por alto techó el vuelo del portero Miguel Tejeda y con ello, los de casa ya ganaban, 1-0.

El gol de ‘vestidor’ modificó el sistema de juego de Loros, de ahí que poco a poco los anfitriones tocaran a modo el balón.

Como era de esperarse, los de Colima no tardaron mucho en responder al ataque y a los 10 minutos vino el primer aviso.

La visita ganó un tiro de esquina por el costado izquierdo y el balón cayó en el corazón del área grande donde el defensa y capitán de la escuadra, Christian Ocaña remató con la testa y el balón se fue por encima del marco local.

Más tarde, a los 18 minutos vino otro ataque de la oncena del Pacífico, en la cual Aldo Monzonis remató con la testa pero el balón se estrelló en el travesaño y con ello la ‘Trinca Fresera’ se salvaba.

 

CAE EL EMPATE

 

Loros sabía que debía hacer un gol para estar nuevamente en el juego y eso lo pudo hacer a los 31 minutos donde Marco Antonio ‘Pantera’ Granado sirvió el balón con la cabeza a Monzonis y este sin problema alguno venció al portero Lajud y la pelota se internó a las redes; caía el 1-1.

Irapuato había perdido la brújula del partido, por lo que Loros se adueñó del balón, de ahí que los de casa les costaba trabajo ir al frente.

 

RETOMAN LA VENTAJA

 

Pero vino un golpe de suerte para los de casa y a los 46 minutos, Gerardo Martínez se hizo presente en el marco amarillo, puso la pelota al fondo de la red y con la ventaja para los Freseros de 2-1, se fueron al vestidor los dos equipos.

 

MAYOR DINÁMICA

 

Si el arranque del primer tiempo fue relampagueante, el segundo rollo no se quedó atrás. Los dos conjuntos se lanzaron con todo al frente y más los del Bajío, quienes armaron más jugadas de peligro.

La ‘Trinca Fresera’ revolucionó aún más, se vio más al frente, en tanto que los Loros bajaron la intensidad del juego, y eso lo aprovechó el cuadro de casa.

A los 50 minutos, Luis Razo, quien fue una pesadilla por la lateral izquierda, no dejó de hacer daño, sacó un potente tiro y con apuros pudo quedarse con la pelota el portero Jorge Chávez, quien entró de cambio por su colega, Tejeda.

Con el balón en su poder, los del Bajío lanzaban constantemente llegadas al frente y una más con olfato de gol la tuvieron a los 55 minutos; esta vez Razo centró a Gerardo Martínez, pero la pelota pasó por un lado del marco amarillo.

A los del Pacífico se les acaba el gas poco a poco y de lo más que pudo hacer en el segundo periodo fue a los 59 minutos donde Luis García, quien por espuelas se fugó por el lado derecho y una vez dentro del área grande tiró a ras de pasto y el balón pasó a un lado de la cabaña.

Después de los sesenta y cinco minutos de juego, Irapuato fue amo y señor del partido, ya nada dejó al rival, en tanto que ellos, una y otra vez se lanzaron con todo, querían el tercer gol a toda costa.

Así que la recta final del cotejo resultó candente luego que los anfitriones no dejaron de atacar. Prueba de ello, Jonatan Valdivia centró a Razo y este remató con la testa pero el balón pegó en el poste.

Ya en el último suspiro del partido, los pupilos del técnico Luis Alberto Padilla tuvieron una más, pero ahora fue el portero Chávez, quien evitó que su marco fuera perforado.

El final de los 90 minutos llegaba y con ello, Irapuato ganaba la primera batalla; ahora el sábado se decidirá el futuro de quién será el primer finalista del Apertura 2017.